Seguramente hayas hecho alguna campaña en Facebook o Instagram y no tienes tan claro que haya ido como debería.

El algoritmo de Facebook le ha jugado una mala pasada a muchas empresas en Facebook haciendo que sus páginas apenas aparezcan en la página de inicio de sus usuarios. Por ello la publicidad en Facebook se ha convertido en un pilar fundamental para darse a conocer en esta plataforma.

El problema surge cuando inviertes tu dinero y tiempo en esto y ves que no da los frutos que esperabas. Vamos a darte 10 motivos por los que tus campañas podrían estar fallando:

  1. Te has aventurado a hacer publicidad antes de tener una fanbase establecida.
  2. Solo promocionas tu negocio en Facebook. Tienes que anunciarte en todos los medios posibles, tu web, blog, otras redes sociales o en tu propio establecimiento si tienes.
  3. No puedes poner textos infinitos. Un texto breve y claro tendrá mejores resultados y evitará que resulte tedioso.
  4. Si haces sorteos o concursos en Facebook, que no se note que lo que quieres son sus datos. Da a tus seguidores algo a cambio de su participación.
  5. No ser creativo ni con el contenido ni con lo que pides en el caso de los concursos. Todo el mundo pide que se compartan las cosas y mencionar en el muro, ve más allá y demuestra que eres el más original.
  6. No comprobar si tus enlaces se pueden ver correctamente en todos los dispositivos.
  7. No definir bien el objetivo de la campaña.
  8. Pedir demasiados datos. Cíñete a los justos y necesarios: nombre, email y poco más.
  9. No hacer un seguimiento adecuado de la promoción.
  10. Excederte con la duración de la campaña, una semana debe ser más que suficiente. A no ser que la gente siga participando, en ese caso amplía como mucho una semana más.

Cada campaña es distinta y hay muchos factores que pueden afectar a su éxito o fracaso. No pienses que un par de campañas malas significan que es un fracaso ya que los errores son maravillosos para aprender y mejorar a la hora de hacer publicidad nueva.

En el mundo del marketing digital el fallo es algo de lo que no debes avergonzarte siempre que sepas darle la vuelta y no cometer los mismos errores de nuevo.

Esperamos que te haya gustado este post. Déjanos un comentario con tu opinión o dudas que te surjan y estaremos más que encantados de responderlas.